sábado, 27 de junio de 2015

Mi don

He descubierto lo que se me da bien, y creerme si os digo que no es algo a seguir. Puedo pasarme horas sin comer, es decir, tomar un café por la mañana y no volver a tomar nada hasta la cena. Sí, esta mal, muy mal pero ya no tengo ni apetito, paso los días sin pensar mucho no vaya a ser que en algún momento me de un paro por volver a la realidad y comprenderla. Quizá deba agradecer este don a aquellos que me definieron como, "no es guapa, pero está buena" o "joder no me había fijado en las tetas que tiene", no, espera, espera, la mejor, "joder cómo no salir con ella si está forrada", necesito tiempo para poder reírme, primero por lo mucho que me han menospreciado y lo segundo porque pobre de él el que piensa que estoy forrada más bien lo contrario. O también se lo debo a aquellas supuestas amigas que siendo un palo se quejaban del peso o esas que tenían las piernas de la Barbie y solo sabían decir "se me juntan las piernas creo que tengo que dejar de comer pan" a estas también. Pero si voy hacer una lista, dejarme que piense un poco más, también a esa persona que cuando yo todavía tenía como unos 9 años y ella era mi ejemplo a seguir me dijo "joder si te saco como 15 años y tienes la pierna más grande que la mía", esa también se me quedó grabada. Hay tantas personas que lanzan bombas por sus bocas y lo saben, porque a nadie se le escapan esos disparates; y yo tan gilipollas me sigo dejando influenciar por ellos y dejo que me destruyan, me infravaloren y me terminen matando lenta y dolorosamente. Si va a ser verdad el dicho de que las personas son los únicos animales que siempre tropiezan con la misma piedra y permitirme que os diga que soy experta en tropezar, caer y medio levantarme pero solo medio.

viernes, 1 de mayo de 2015

La cajita de sueños.

Tengo una libreta donde apunto todos mis recuerdos, enseñanzas y locuras; tengo una cajita donde todos mis sueños están doblados y encerrados y no sabes el miedo que me da abrirla y leerlos uno a uno, algunos los he cumplido, otros están por cumplirse pero hay muchos que son locuras de estas que sabes que nunca te atreverías hacer pero tienes unas ganas inmensas de probarlos. Lo peor de todo es que soy una soñadora innata, se me da genial eso de imaginar todo lo que quiero o una vida completamente distinta y no es bueno porque de pronto despiertas de ese sueño y te das cuenta que sigues igual que siempre soñando sabiendo que nunca llegarás a lograrlo y joder que pena da eso de no tener ninguna esperanza en llegar a lo que quieres, tener que quedarte siendo una más de tantos idiotas felices viviendo en la mentira de que algún día llegará cuando en lo más fondo de ti sabes que nunca pasará pero es más fácil creer en "llegará" como si fuese una especie de dios al que todo el mundo admira que abrir los ojos y ver que no vendrá por si solo hay que buscarlo. Y yo sinceramente voy a abrirlos muy fuerte para no volver a cerrarlos y voy a correr hacia todos mis sueños y metas y voy a luchar contra dragones, soldados y quien haga falta para intentarlo y el día que llegue el fin poder cerrar los ojos sabiendo que no pase por la vida como otro cualquiera si no como alguien quien se lo propuso y pudo. Y en esa libreta que nombré al principio apuntaré todo para que nadie me pueda reprochar que no lo intenté, porque yo sé que puedo y quiero.

miércoles, 15 de abril de 2015

Tú.

No soy la persona más observadora del mundo, pero me he dado cuenta que te muerdes el labio inferior cuando algo no te gusta o te resulta difícil. Que no sabes parar de reír si empiezas no paras hasta q lloras, tampoco eres de las personas que les gusta expresar sus sentimientos pero a veces se te nota en la cara que no lo estás pasando bien. Eres uno de los mejores contando mentiras o poniendo excusas, pero te he calado, cuando lo haces después de unos segundos, cuando ya no te observan te rascas la nuca. Odias estudiar, trabajar y siempre intentas posponerlo hasta el último minuto. Eres el postureo personificado, si se pone de moda a ti también te empieza a gustar. Te preocupas por los demás a veces incluso más de la cuenta, tus consejos son de las mejores cosas que me han dicho nunca. Dejas huella por donde pasas, marcas a todo el mundo y es normal y ya no solo eso si no que vas dejando un rastro de tu colonia por donde vas. Es difícil describir a una persona con la que has vivido tantas cosas y es que al final tienes tanto que decir y tan pocas palabras para expresarlo... Aunque también estoy pensando que me cuesta tanto porque prefiero guardarte para mí. Seré egoísta pero me gusta ser de las pocas personas que te conocen de verdad. No sé terminar esto porque no sé decir todo lo que está en mi cabeza a plasmar todo lo que siento cuando te veo reír, pensar, llorar... Eres esa persona que todos tendrían que tener una en su vida y que yo doy gracias y me siento totalmente afortunada de tenerte y creeme si te digo que es imposible que me aleje de ti, eres uno de los pilares que sostienen mi vida y sé, aunque suene egocéntrico, que yo en parte también lo soy de la tuya y eso me alegra.

domingo, 12 de abril de 2015

Lo que te hace sentir.

Esas sorpresas que te dan de repente sin ni siquiera esperarlo un poco, esas que te hacen darte cuenta que al fin y al cabo no todo es malo que también hay cosas que te hacen querer levantarte todos los días, que te hacen sonreír. Esas que cuando te las dan hace que estes todo el día feliz, con unos nervios y unas ganas de gritar de felicidad que no te caben dentro. Son esas pequeñas cosas las que te hacen sentirte grande día a día, sentirte querida y querer seguir una semana más. Cuando algo así pasa te sientes genial durante muchos días, es como si nada malo pudiese llegar a ocurrir. Son los pequeños-grandes detalles los que te hacen sentir en cada momento.

jueves, 2 de abril de 2015

Cambiar de aires

Cambiar de aires. Todo el mundo lo necesita de vez en cuando, puede que no lo quieras admitir pero llega un momento que pasar mucho tiempo en un mismo lugar, con las mismas personas te ahoga, te hace derrumbarte, no te permite coger aire. Y es que es eso lo que se logra cambiando, poder coger aire para poder volver a meterte dentro del agua otra vez y así disfrutar del baño. Cuando estás encerrado toda tu vida en el mismo lugar por mucho que te gusta se convierte en un invierno frio, lo que antes para ti era una bonita y soleada primavera. Cambiar ciudad por campo, asfalto por mar, estrés por relax eso es como un cargador que te renueva y te hace volver a ser quien eres de verdad. Tus problemas se van haciendo cada vez más pequeños hasta que se convierte en polvo y pueden volar, desaparecer. Tu mente se aclara, aprende a saber que es lo que realmente quieres y necesitas. Y tu corazón entiende que por mucho daño que le hayan hecho siempre va a haber algún motivo para no caer y seguir hacia delante intentando buscar aquellas personas que no lo vuelvan a matar. Cambiar de aires es como cuando de pequeño te caías pero llegaba tu madre te curaba, te decía palabras bonitas acompañadas de besos y abrazos y todo se te olvidaba, daba igual que quedase cicatriz porque para ti ya no era importante. Cambiar es para nosotros esa madre dulce que se preocupaba por su hijo. Por eso es lo mejor que se puede hacer, cambiar, dejarse hacer, llevar... CAMBIAR.

domingo, 22 de marzo de 2015

Estrés

El último domingo antes de que empiecen las vacaciones, es la única motivación para no echarse a llorar porque mañana es lunes. Pero aunque solo queden cuatro míseros días sigue dando una pereza tremenda salir de la cama para ponerte a estudiar. Solo piensas en cuanto te queda y que poquito tiempo tiene antes de que termine todo, en menos de dos meses si todo sale bien tener un graduado y estudiando para esa prueba a las que algunos llaman PAU y otros le llamamos infierno. Ese estrés que comienza a llegar y se deposita en tu cabeza haciendo que cada día ganes un poquito más de locura. Encerrarte cada vez más en tu casa porque tienes que estudiar y morir todo a la vez combinado con un mínimo de vida social. Es lo que me pasa a mí ahora mismo, eso de estar en la cama pensando joder tengo que aprobar pero que bien se está con el móvil en la cama sin hacer nada. Lo bueno es que ya queda menos para la libertad, lo malo que no sé si podré superarlo. Necesitaré suerte.

martes, 3 de marzo de 2015

Por favor, no lo intentes

No sabes lo que duele irte un día a la cama y en vez dormir ponerte a pensar en todo lo que ha pasado en menos de una semana, entender que la vida no es como esas tontas películas americanas en donde la nerd , la marginada de repente encuentran un montón de amigos y un chico que las quiera. Llegar a darte cuenta que en la vida real tus "amigos" pocas veces lo son en verdad, ya que son ellos los primeros que te hacen llorar, sentir mal y crear tus mayores inseguridades, tus mayores complejos y tus grandes miedos. Gracias a ellos no poder mirarte en el espejo sin pensar joder "puta foca" hay que empezar adelgazar ya y cuando te das cuenta que no lo consigues hacer aquello que se supone que nunca ibas a hacer que siempre lo veías como algo lejano. De repente lo estás haciendo, estás metiéndote los dedos hasta la garganta para sentirte mejor, para que las demás personas no te miren con asco o en realidad tu misma, para que te acepten, para encajar en esta mierda de sociedad. Oír como tu madre cada vez se preocupa más, empieza a decirte "hija cada día comes menos, te me vas a quedar en los huesos" y tú reír pensando lo dejo cuando pierda 10 kilos sin pararte a pensar que esos 10 kilos puedes marcar la diferencia entre salud y enfermedad. Pero a ti te da igual porque piensas que eso no ocurre de verdad, que tú si necesitas perderlos. Y lo peor es que piensas que estás sola que nadie te va a parar cuando tienes a muchas personas detrás de ti preocupándose y dándose cuenta que lo que te pasa no es normal. Y es que aunque tú no lo veas es así estás haciendo que muchas personas se queden en vilo, te vigilen, no confíen en ti. Piensa antes de empezar porque luego es difícil dejarlo, se convierte en tu mayor droga aunque ahora pienses que eso da mucho asco o que tú tienes fuerza de voluntad para dejarlo es mentira. Si no has empezado ni lo pases por tu cabeza y si lo estás haciendo detenlo antes de que sea tarde.