miércoles, 19 de noviembre de 2014

Los pequeños detalles que hacen grande el día a día

7:30 de la mañana de un miércoles, levantarse correr de un lado a otro mientras eliges ropa que ponerte, desayunas y sales al instituto. Pasar 7 horas en clase escuchando aburridas charlas de profesores y pensando en todo lo que tienes que estudiar por la tarde, pensando que será un día más igual de aburrido que ayer y esperando con ansia el fin de semana. Pero de repente llegar a casa y tener una carta y no una de bancos o luz si no una de esas que antes se usaban como ahora los emails (aunque parezca extraño)y que te cambie el día. Ir abriéndola poco a poco e ir oliendo la colonia de esa persona que tanto echas de menos y sabes que te queda mucho tiempo para volver a verla. Cuando terminas de abrirla y te pones leerla aunque solo pone tonterías sonríes y te das cuenta que ese simple papelito te ha alegrado el día,te ha hecho sacar una sonrisa y convertir un miércoles más en uno en el que pensar en todos los momentos vividos con esa persona y reír. Y cuando te vas a dormir fijarte que no hace falta mucho para poder cambiar un día gris en uno realmente soleado. Y es que son los pequeños detalles los que te hacen la vida más fácil. Asique gracias aquellas personas que consiguen que la vida de todos sea un poquito más feliz.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Otra entrada más

Esto es una entrada más de una chica que tiene sus más y sus menos,sus días buenos y sus días malos, un poco hasta las narices de estar a la sombra pero que no le queda otra ya que es la chica tímida del grupo, en la que nadie se fija. Que lo único que quiere son unas amigas que le hagan caso, que si la ven mal le pregunten que le pasa y le den un abrazo y no solo para hablarla cuando no les apetece hacer los deberes o contar sus problemas. Y no que cuando estén bien se olviden de ella como si fuese un muñeco olvidado que el niño solo juega con él si se aburre. Que algún chico se fije en ella y que le trate bien. Levantarse con alguna esperanza de pasarlo bien ese día y no solo pensando que será otro día más en su aburrida vida y que con algo de suerte ese día alguna compañera de clase le saque una pequeña sonrisa. Una persona que le apetece cambiar de aires y que solo estudia para en menos de un año con suerte salir del maldito agujero en el que vive y empezar su vida de cero, a ver si le empieza a cambiar la suerte. Seguro que hay personas que piensan que su vida es peor y no lo niego pero yo ya no podía más necesito comenzar a escribir y aunque no me lea nadie dejarlo salir para liberarme de toda la mierda.